Redacción//Divergente.info

La bailarina Elisa Carrillo Cabrera recibió el pasado martes el Premio Benois, considerado el máximo galardón que se puede obtener en el mundo del ballet y la danza, en el gran escenario del Teatro Bolshói de Moscú.

La ceremonia de premiación incluyó una gala de ballet, cuyas ganancias serán destinadas a ayudar a bailarines y coreógrafos retirados en el legendario recinto cultural, construido a finales del siglo XVIII, en tiempos de la emperatriz Catalina la Grande.

Carrillo Cabrera fue nominada en la categoría de mejor Bailarina, compartió el honor con el resto de los ganadores del codiciado premio, creado en 1991, para reconocer lo más destacado del mundo de la danza clásica en seis categoríasbailarina, bailarín, coreógrafo, diseñador, compositor y trayectoria. 

Durante la premiación, la bailarina mexicana no ocultó su alegría y dedicó el reconocimiento a su familia, y a quienes creyeron en ella. 

Carrillo recibió el Benois de la Danza 2019 por su interpretación del personaje de Julieta en la obra Romeo y Julieta, en la coreografía del español Nacho Duato, y con esto repitió la hazaña del joven bailarín Isaac Hernández, en 2018.