Doctor Salvaje, 34 años disfrutando la pasión de la lucha libre

Con visibles cicatrices, el Doctor Salvaje platica su experiencia durante 34 años de pasión, sudor y sangre

by Divergente.Info
Doctor Salvaje, 34 años disfrutando la pasión de la lucha libre


Pontxo Hierbas//Divergente.info.- Forjarse una reputación y un nombre en el pancracio chiapaneco le tomó a Javier López García «El Doctor Salvaje» 34 años de sudor, sangre y perseverancia.

Con una vida dedicada a la lucha libre, donde lo mismo disfrutó y sufrió, siempre llevará en el corazón el recuerdo y los momentos que lo llevaron a ser conocido como “El Doctor Salvaje”.

Ese sueño comenzó cuando tenía 11 años, cuando con su familia estaban en una función de lucha libre en el deportivo Tuxtla en la capital chiapaneca, “al ver a los luchadores enmascarados, los lances, las llaves, todo lo que hacían en el ring, me cautivó”.

Javier López señala que esa noche salió de la función hipnotizado y con una idea bien forjada en su cabeza: dedicarse a la lucha libre.

“En mi vida personal pude haber logrado cosas mayores pero que nunca iba a disfrutar como disfruto en este momento, estos 34 años como luchador profesional” señala con la ilusión reflejada en su rostro.

Foto: Marcopolo Heam//Divergente.info

Una trayectoria llena de esfuerzo y satisfacciones

El también conocido como “Doctor Salvaje” recordó haberse enfrentado a luchadores internacionales como el japonés Hayabusa, al estadounidense Salomón Grundy, además de grandes leyendas de México como Atlantis, Rayo de Jalisco y El Hijo del Santo.

Destacando que también alternó con estrellas del pancracio mexicano como Blue Phanter, 100 Caras, entre muchos otros.

“La mejor lucha libre del mundo es la mexicana y en Chiapas tenemos un nivel importante, estamos capacitados para enfrentarnos con lo mejor del territorio nacional” afirma contundente.

Si bien, la lucha libre durante algún tiempo fue calificada como el ‘patito feo de los deportes’, “hoy le hemos demostrado a todo el mundo que es parte de la cultura y de los hogares mexicanos”.

La lucha libre ha sido reconocida como una manifestación cultural por distintos intelectuales y artistas, y en 2018, fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

 

Gritos, sangre y sudor

Cabe destacar que este deporte espectáculo no se disfruta igual al verlo desde la televisión, en la comodidad del hogar, a estar en vivo y a todo color. Al estar frente al ring se siente la verdadera adrenalina, cuando el luchador hace un lance, un castigo, la gente lo disfruta y se apasiona.

El espectador celebra, sufre, se enoja, “mienta madres” y se fusiona a una sola voz para apoyar a su preferido o abuchear al contrario.

Además de disfrutar, la función de lucha libre sirve al observador como método liberador de estrés, pues día a día también enfrenta su propia batalla.

Entre abucheos y vítores, las porras de ambos bandos, los rudos y los técnicos, participan en una batalla igual de importante como la que se da sobre el cuadrilátero.

Ya lo decía Carlos Monsiváis, “los resultados en la lucha libre son siempre anticlimáticos. Sólo en la lucha libre el bien se enfrenta al mal en igualdad de condiciones”.

 

Ganarse la vida con lo que más te gusta

Además de ser luchador el Doctor Salvaje se dedica al comercio y nunca se imaginó que la lucha libre también formaría parte de esto.

Diariamente, después de entrenar en el gimnasio, Javier López acude a su taller donde elabora juguetes alusivos a la lucha, lo cual redondea su pasión por este deporte.

“Estaba en el taller con un amigo haciendo cajas para bocinas y se me ocurrió hacer un ring de lucha libre con los retazos de madera y de ahí surgió la idea de realizar estos juguetes para continuar con mi pasión incluso afuera del encordado».

 

La despedida del cuadrilátero

Con tristeza, recuerda que el 21 de octubre de 2018 fue su última presentación arriba de un ring de lucha libre.

Si bien, se despidió del espectáculo, el Doctor Salvaje se quedó como instructor por un rato más. Sin considerarse un gran maestro, señala que comparte y transmite sus conocimientos para que, “los nuevos luchadores sean quienes nos representen con orgullo”.

Para Javier López la lucha libre es “pura magia”, es lo que lo motiva y lo hace feliz, por eso invita a la afición a que siga asistiendo a las funciones, que no dejen morir este deporte, el cual le ha brindado grandes satisfacciones.

 

 

*No te pierdas los demás contenidos del Súperespecial de Lucha Libre Primera Caída.

Artículos relacionados

Leave a Comment

error: Contenido protegido