Zapping| Sin miedo al spoiler

Zapping | Sin miedo al spoiler

La palabra es un barbarismo: spoiler. La sacrosanta Real Academia de la Lengua Española prefiere usar la palabra 'destripe'

by Divergente.Info


Por: @Vlátido

Uno

La palabra es un barbarismo: spoiler. La sacrosanta Real Academia de la Lengua Española prefiere usar la palabra “destripe”. O bien, si insistimos, mejor la adaptación “espóiler”, con acento y todo.

El diccionario de esa vetusta institución (me refiero a la RAE), precisa:

“La voz spoiler es un anglicismo que se usa con el sentido de ‘revelación de detalles de la trama de una obra de ficción’. En español, se recomienda usar en su lugar destripe (de destripar ‘anticipar el desenlace de una historia a quienes no lo conocen’). También se puede emplear la adaptación, ya documentada, espóiler.”

Dos

Hace tiempo dejé de asistir con regularidad a las presentaciones de libros. Me pasó algo así como “un día eres joven y al siguiente prefieres quedarte a tomar café con pan”. Pinches esnobs. (Otro barbarismo).

Pues bueno, recuerdo que en las presentaciones de novelas o cuentos los autores leían alguna parte de su obra. Los cuentistas contaban casi toda la historia. Casi. Justo antes de concluir, tal vez sin llegar al clímax, a veces después, detenían la lectura.

-Bueno -decían- si quieren saber el final, deben comprar el libro.

Chale.

Tres

A los estudiantes suelo pedirles que busquen en su cultura visual algunos referentes que aporten modos de mirar la realidad desde la perspectiva artística. Una recurrencia es el cine. Escriben sobre películas y además me las cuentan.

-Lo siento, profe, lo voy a espoilear (así, en buen castellano).

-Adelante -respondía al principio sin saber exactamente a qué se referían. Ignorancia de ruco.

Cuando lo supe sólo asentía con un “no importa”. Ocurría el destripe: me la contaban de cabo a rabo.

 

Cuatro

En realidad no me importa. Conozco a quienes son cuidadosos cuando recomiendan una peli o una serie de Netflix o de cualquier otro servicio de streaming.

-Ya no le sigo porque no te quiero espoilear, mejor mírala -dicen.

Insisto:

-En realidad no me importa.

No miento. Para mí lo importante es cómo el autor o director cuenta la historia, cómo la resuelve, qué recursos narrativos utiliza.

Lo que pasa es que no hay buenas ni malas historias. Lo que hay son buenos y malos narradores.

 

Léeme en www.zzapping.blogspot.com

Tuiteo como @vlatido

Artículos relacionados

Leave a Comment

error: Contenido protegido