Redacción//Divergente.infoFotografía: Ana Castro

México se caracteriza a nivel mundial por su gran diversidad de atractivos turísticos, y ahora que la temporada vacacional de verano está cerca puedes aprovechar para planear tu ruta, agarrar la mochila y salir a conocer cada uno de los rincones más sorprendentes que hay en el país. 

Prismas Basálticos, una maravilla natural

A tan solo 30 minutos de Pachuca, capital del estado de Hidalgo, se encuentran los Prismas Basálticos que son considerados una de las 13 maravillas naturales de México.

Tallados por los ríos durante millones de años, son estructuras pétreas con geometría casi perfecta que son el atractivo natural del Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo.

Las columnas geométricas de basalto con más de 30 metros de altura, decoran las paredes de la barranca de Santa María Regla, que son bañadas por cuatro cascadas que alimentan la presa de San Antonio Regla.

De acuerdo con expertos en geología, estos prismas fueron formados por el derrame de lava al fondo de una cañada de agua helada que en automático la petrificó, así es como adquirieron su peculiar forma.

Además de sorprenderte con esta maravilla natural, puedes practicar senderismo, acampar y dar un paseo en lancha por las presas.

Otras actividades que destacan son la tirolesa, montar a caballo y nadar en las albercas.

Este atractivo se dio a conocer a nivel mundial gracias a una serie de dibujos realizados por el naturalista y explorador Alexander Von Humboldt en 1803, y hasta le fecha son admirados por miles de personas cada año.

Cómo llegar

Huasca de Ocampo está entre Pachuca y Tulancingo, a unos 40 km de cada uno. La carretera que une ambas ciudades te llevará hasta este Pueblo Mágico y, a partir de ahí, te será fácil encontrar señalamientos y transporte hacia los prismas.