Redacción//Divergente.info

Blackpills es una compañía independiente especializada en la producción de contenido audiovisual. No sigue las reglas y es pionera en la creación de series exclusivas de corta duración para millennials.

Blackpills se fundó en marzo de 2017 y apuesta por contenido de ficción propio cuya duración por capítulo no exceda los 13 minutos. 

¿Cómo tenerla? Solamente la puedes descargar desde Google Play y la App Store, pues solamente funciona para teléfonos móviles y tabletas.

Los creadores de esta aplicación de video en streaming son Daniel Marhely y Patrick Holzman, quienes sugieren que el nombre de la app anticipa su filosofía: “Píldoras por el lado de la adicción, pero adicción positiva”, además, señalan que todos sus programas son píldoras, y negras, “por la alta calidad y la parte cruda de las cosas”.

La idea de Marhely y Holzman es contar historias sin filtros, sin tabúes, “como en la vida real”. Asimismo, buscan llegar a esa generación aficionada a ver videos en el dispositivo móvil. Ante esto son contundentes: “queremos producir series con la misma ambición que Netflix, HBO o Amazon”.

Bajo esta premisa, su contenido se aleja de los capítulos de 40 minutos y los sitcom americanos de 20 minutos, para ellos, “el tiempo es una comodidad rara hoy en día”. Es así que las series que encontrarás en la aplicación Blackpills tienen pocos minutos de duración.

Su propósito es atraer a los seriéfilos que ya no quieren pasar la noche en vela de episodio en episodio y renunciando a dormir.


Del estudio al móvil

Si algo diferencia a Blackpills del resto, es que no emiten producciones de terceros, se autofinancian y realizan su propia distribución de series. “No tenemos una compañía de control parental a la que reportar, o que censure nuestro programa” señalan.

Su reto es combinar las historias con la producción digital y la adaptación a los dispositivos móviles.

 

Actualizaciones cada semana

Cada semana se lanza un nuevo programa, lo cual hace que su contenido siempre esté en movimiento y se sumen nuevas apuestas al catálogo.

En esta odisea han decidido participar reconocidos actores y directores del cine, atraídos por el concepto que representa la aplicación. Los influencers también tienen su espacio dentro de los programas. Ante esto, los creadores de Blackpills son directos, “queremos encontrar a toda clase de freaks y genios para trabajar con ellos”.

Destacan dentro de sus primeros proyectos, series creadas y dirigidas por Zoe Cassavetes, Louis Leterrier, James Franco, Patrick J. Adams.

Dentro de este contenido se abordan temas como la violencia, las relaciones amorosas complicadas, la manipulación, los abusos, temas que “importan a los millennials y a los adultos jóvenes”.

 

Una probadita: Playground

Una idea original de Luc Besson, padre de El quinto elemento y que vuelve a sus raíces de Leon, el profesional con esta historia de asesinos a sueldo que implica una academia, una chica rebelde y sin lugar en el mundo, y una siniestra organización.

La serie es dura y concisa: en los diez minutos que suelen durar sus capítulos hay acción a patadas, pero también hay escenas realmente duras cuando el discurso se pone serio y nos confronta con la realidad; hablamos de adolescentes que están siendo entrenados para ser asesinos a sueldo, la mayoría no tienen familia, pasado ni futuro.

La protagonista deberá renunciar poco a poco a su humanidad si quiere recorrer un camino dejando huellas de sangre. Aunque decepcionara a ajenos y propios con su última cinta de ciencia ficción, Besson siempre se guarda un as en la manga.