Redacción//Divergente.info

La banda sonora es un elemento primordial para una película, ya que genera la atmósfera adecuada para cada una de sus secuencias. Danny Elfman, es un músico reconocido por sus creaciones musicales para una infinidad de películas y quien es recordado por su trabajo en cintas de Tim Burton.

Danny Elfman nació en Textas Estados Unidos, y desde pequeño estuvo rodeado de ficción desde sus primeros días, ya que su padre era el novelista Blossom Elfman. En 1971, el compositor y su hermano se mudaron a Francia con sus padres y más tarde se desplazaron a África, donde el músico peleó a muerte contra la malaria.

En África, Danny tuvo contacto con varios estilos que influyeron en su trabajo posterior. Particularmente en Ghana, el compositor encontró características musicales que después incorporaría a su trabajo. Al regresar a Estados Unidos, estudió brevemente en el Instituto de las Artes en California.

En 1980 se inició en el cine cuando su hermano Richard le pidió componer la banda sonora de su cinta, The forbidden zone. Danny creó la banda Mystic Knights of Oingo Boingo para diseñar el soundrack. Los integrantes usaban un extraño maquillaje de payaso y experimentaban con varios estilos musicales. Oingo Boingo, como se le conoció popularmente al grupo, se volvió el equipo cercano de trabajo de Elfman a lo largo de toda su carrera hasta su desintegración en 1995.

En 1985 Danny y Tim Burton se conocieron y entablaron una amistad que pronto se convirtió en una relación de colaboración profesional cuando el director le pidió a Elfman musicalizar varias de sus cintas más famosas. Entre las creaciones de ambos están Beetlejuice, Edward Scissorhands (El joven manos de tijera), Mars Attacks! (¡Marcianos al ataque!) y Batman.

Pero Elfman no sólo ha trabajado con Burton. En 1997, su excelente trabajo en la banda sonora de Good Will Hunting (Mente Indomable) y Men in Black (Los hombres de negro) le valieron una nominación al Oscar. Su carrera no se ha limitado a la gran pantalla, ya que también fue nominado a dos Emmys por su trabajo en el tema de Los Simpsons y Desperate Housewives (Esposas desesperadas).

2003 fue un año de gran realización personal y profesional, ya que fue en este momento cuando Elfman contrajo matrimonio con la actriz Bridget Fonda. Simultáneamente, fue nominado de nueva cuenta al Oscar por su trabajo en Big Fish (El gran pez), de nuevo de la mano de Burton. Con este director volvería a trabajar en 2005 para The Corpse Bride (El cadáver de la novia) y en 2010 con Alice in Wonderland (Alicia en el País de las Maravillas).

Este brillante músico ha colaborado en tantas bandas sonoras que es imposible nombrarlas todas, pero entre sus títulos más destacados están Fifty Shades of Grey (Cincuenta sombras de Grey), Avengers: Age of Ultron (Avengers: era de Ultrón), y Justice League (La Liga de la Justicia), cuyo soundtrack alcanzó a colarse en las listas de Billboard.

Conoce más aquí sobre las bandas sonoras de Danny Elfman