El Mastuerzo/Divergente.info.- Para l@s compas de Ameca (Asociación Mexicana de Estudios sobre el Cannabis), con mucho cariñito, por convidarme de su lucha…

“Me despertó un buen gallo 
y te traigo serenata.
Ya dejé la mariguana,
pero no me acuerdo dónde,
ay, ay, ay, ay…
Ni una bacha pa’ la cucaracha
no encuentro la tuza, estoy erizo,
no aguanto la fatiga…
En el Callejón de la Saliva,
mi vida,
no hay peor mota
que la que no hay”

La huelga de la Unam duró varios meses, muchos… empezó en 1999, más o menos cuando nació mi hija Sabina, yo iba a apoyar a l@s compas (trabajadores, maestros y estudiantes) con unas rolas. Tengo la impresión que lo hice prácticamente en todas las facultades y espacios de la Unam durante aquel movimiento.

El 6 de febrero de 2000 la movida se detuvo, se estrenaba la PFP, violando la autonomía universitaria.

En esos últimos meses del siglo pasado construí una rola que, de un lado, la proponía como un “manifiesto por la liberación de la mariguanez”, con todo lo que implica; en síntesis, su dignificación, de la hierba y de l@s mariguanas… de otro lado, una carta abierta contra un proceso de militarización sin precedentes que much@s mirábamos venir, por lo que l@s más viejos nos lo hacían entender, con la inteligencia que “sirve para mirar el futuro” decía uno de ellos, loco y sabio…

“Chupando faros voy
pirando por piernas
fumándome la fe en un toque de queda
operativo de seguridad
el orden me apachurra me truena
me truena
chicharra chancha guato de dolencias
agua, que mi barrio se quema,
se quema…”

Sin embargo, no creo que alguien pudiera imaginar en esos días que habría tanta sangre… (muy aparte del sudor y la sangre y la vida arrancada lenta, pero, inexorable a miles y miles de trabajadores); el sistema capitalista en toda su expresión, en todos los ámbitos, el “capitalismo salvaje”.

“Amor perdido, bato dolido
macizo erizo, gallo encendido
y los hocicos de las hienas y las
garras de los buitres acechan, acechan
dirás que estoy fumado, pero si
na’más que cuento contigo,
contigo”

La bota militar de la PFP entró a todas las instalaciones y a la memoria de casi mil hombres y mujeres que fueron detenidos en el reclusorio Norte durante un tiempo, como presos políticos. Ahí también les cantamos recio desde afuera…

“Retumba la trampa
que tumba la puerta
me tira, me atrapa,
me troza, me trenza
se trepa la tropa
se caga, se mea…”

Y si… Atenco y el cinismo de gobernantes con la acción de sus cuerpos represivos, de cerdos violadores dirigid@s a distancia por Peña Nieto nos advertían tal ves, tanto más, qué habría hasta Ayotzinapa, por ejemplo… porque, muchas mariguanas, incluso, nos fuimos “concienciando” (me han dicho algunos), “nos íbamos dando cuenta” durante estos 15 rápidos y furiosos años de que “luchar por su liberación, quizá empezamos a sentir que era lo de menos, que había que fumar y ya, para qué pedir permiso…” y “concluíamos en que habría que, en todo caso, destruir al estado”, a este, cuyas reglas son las que son, caiga quien caiga, la máxima ganancia. Posiblemente 1 litro de coca cola, o de leche, o de aceite para motor de automóvil, o un kilo de mariguana, signifiquen los mismos litros de sangre derramada… que ya no queremos mariguana, ni cualquier otra cosa en nuestra vida, con sangre…

“Trompo bailado ñero torcido
paisaje roto, pueblo dormido
y yo queriendo imaginar y debrayar
y pachanguearla bien chido
bien chido…”

A muchos se les partió la cabeza, como se dice moralmente, para bien o para mal… un@s se acomodaron bien y mejor, otros se dieron cuenta que en sus vidas era solo el inicio, y siguen luchando…

“La calle está sumida en el silencio
un perro ladra y me río,
me río
retumba la trampa
que tumba la puerta
me tira, me atrapa
me troza, me trenza,
se trepa la tropa
se caga, se mea…”

Mientras tanto, a principios de este siglo, un grupo de loc@s mariguan@s (Ameca), de gente muy diversa se manifiestan en mayo, en todos los mayos de estos recientes 15 añejos (dicen que una generación abarca 15 años) por mucho más que la liberación de la mariguana, porque quizá la banda (una nueva generación) va entendiendo que el problema no es moral, que la legitimidad de la mariguana está en función de la “legalidad” de marlboro, o de la ley de la oferta y la demanda, que la inmoralidad, la corrupción; el robo originario es de l@s dueños del poder económico y político a l@s seres humanos que producen con su sudor, su sangre, la riqueza del mundo toda y que solo la disfrutan un@s cuant@s.

“Chupando faros voy
pirando por piernas
fumándome la fe
en un toque de queda
operativo de seguridad
el orden me apachurra
me truena
me truena
chicharra chancha
guato de dolencias
agua, que mi barrio se quema
se quema
se quema
se quema…”

Nos encontramos en otra versión más de esta marcha por la liberación de la mariguanería y gritaremos muy fuerte que somos un chingo y seremos más.

Francisco Barrios el Mastuerzo
Coyoacán, DF.
8ABRIL2015
16:20 HRS.

Foto: Francisco Barrios El Mastuerzo

Foto: Francisco Barrios El Mastuerzo