El día que Maris Bustamante decidió defender al taco

by Divergente.Info


Redacción//Divergente.info.- A nivel mundial, al hablar de México y su gastronomía lo primero que se viene a la mente es el taco en su gran variedad de presentaciones, estilos y sabores: al pastor, nana, buche, suadero, carnitas, bistec, tripita, longaniza, entre muchos otros.

Las salsas para acompañarlos, la verde o la roja, la que pica o la que no pica; su cebollita, su cilantro, toda una variedad de sabores para agradar a los paladares de propios y extraños.

La defensa del taco

Actualmente es más que evidente la apropiación que en los Estados Unidos se ha hecho de uno de los alimentos más famosos de nuestro país.

En los setentas, Maris Bustamante, pionera del arte no tradicional, luchó por la defensa del taco en lo que parecía un secuestro de los símbolos culturales por parte de las cadenas estadounidenses como Taco Bell (quienes desde los cuarenta ya habían patentado al taco por su nombre).

Ante tales circunstancias, la artista conceptual llevó a cabo un proyecto de tipo performático en el que se reconocía la importancia de este alimento al ser considerado “un performance social que apela a la continua transferencia de una identidad entre los mexicanos”.

Él mismo es un cubierto, alimento, y vehículo cultural, expresó Maris Bustamante.

Más allá de haber patentado al taco, en realidad lo que Maris Bustamante registró en la Dirección General del Derecho de Autor el 15 de mayo de 1979, fue su obra artística e intelectual titulada La patente del Taco.

El proyecto de “La patente del Taco” comenzó cuando Maris dio pie a una seria investigación gracias a la cual descubrió su origen histórico y simbólico.

“Una vez realizada la investigación histórica y literaria, decidí hacer un Homenaje de Reconocimiento al Taco”.

Como ya era conocido que en Estados Unidos había surgido en 1946 la empresa de Taco Bell en Irvine, California, Bustamante decidió que con este homenaje a través de su patente, se podría defender al taco de una completa expropiación así como de la distorsión de su carácter emblemático original” destacó la artista.

En un principio, el personal de la Dirección General de Derechos de Autor no le permitió patentar algo así, pero después de una serie de hechos, pudo conversar con la licenciada Ana María Valladares, directora de dicha dependencia por aquellos años. Luego de negociaciones la licenciada aceptó registrar el proyecto como una obra artística e intelectual.

Desde entonces, Maris Bustamante realizó presentaciones y acciones en los medios de comunicación, galerías y museos para dar a conocer que era “la defensora y dueña universal del taco”.

 

 

Artículos relacionados

Leave a Comment

error: Contenido protegido