Redacción//Divergente.info 

Eniac Martínez Ulloa falleció el pasado 26 de julio en la Ciudad de México, la misma ciudad que lo vio nacer (1959) y desarrollar sus multifacéticos proyectos artísticos.

Reconocido como fotógrafo, Eniac también transitó por la música, el cine y la pintura.

Para Eniac, la vida fue un viaje y una manera vivir. En su obra fotográfica describió a fondo diversas comunidades de México y de otros países.

Sus inicios

Estudió en el Instituto Superior de Arte de la Habana, Cuba, en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Posteriormente asistió a los talleres de Pedro Meyer donde cambió la pintura por la fotografía y así comenzó a adentrarse en ese arte que le permitió descubrir diversos mundos.

Además de la fotografía como su gran pasión, colaboró en proyectos cinematográficos como “Camino largo a Tijuana” de Luis Estrada, “Vivir Mata”, “Before Night Falls”, “Babel” y “Arráncame la vida”.

Algo que es muy claro, es que Eniac plasmó sus sentimientos en imágenes, contaba sus propias historias y con ellas creaba discursos que nos llevan a reflexionar.

Reconocimientos

Recibió distinciones del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, del Maine Photographic Workshop y de la Mother Jones International Fundation for Documentary Photography.

 En 2017 recibió del INAH la Medalla al Mérito Fotográfico junto con Lourdes Almeida y Marco Antonio Cruz, en el marco del 18 Encuentro Nacional de Fototecas.

Publicó los ensayos fotográficos Mixtecos (1994), Litorales (2000) y Camino Real de Tierra Adentro (2006) y apenas el pasado 19 de julio presentó su libro Basura, en el Museo de San Ildefonso.

Poco conocida es también su trayectoria en la música, donde participó en el grupo La Nopalera.

Compartimos unas imágenes del trabajo fotográfico de Eniac Martínez, a manera de homenaje a su visión del mundo y de la vida, puedes conocer más de este gran artista mexicano en su página web eniacmartinez.com