El 27 de noviembre de 1942, nació en Estados Unidos Jimi Hendrix, uno de los guitarristas más influyentes de la historia del rock a nivel mundial.

Expertos en el tema, señalan que la historia del rock no sería la misma sin el legado e influencia de Hendrix, quien a pesar de morir joven, dejó una herencia invaluable para los músicos de su época y de las nuevas generaciones.

Entre algunos datos curiosos sobre este excelente músico y guitarrista, se señala que tenía miedo escénico. Al principio de su carrera solía cantar detrás de las cortinas, pues pensaba que era un guitarrista más.

La primera guitarra que Jimi Hendrix tuvo en sus manos fue una Supro Ozark 1560S.

Durante los 60’s fue músico de acompañamiento, antes de ser descubierto en Nueva York, por lo que colaboró con varios músicos entre los que destacan Wilson Pickett, Jackie Wilson, Little Richard, Sam Cooke, entre otros.

El grupo que formó junto a Noel Redding y Mitch Mitchell, al que llamaron The Jimi Hendrix Experience, llegó a ser el mejor pagado de la industria.

Uno de los detalles que resaltan de la forma peculiar de ejecutar la guitarra, es que a pesar de ser zurdo, utilizaba guitarras para diestros cuyas cuerdas estaban puestas al revés.

Hendrix era muy fan de Bob Dylan, de quien llegó a versionar el tema All Along the Watchower, que en voz del mismo Dylan, llegó a ser mejor que la versión original.

Su concierto más largo fue el cierre del festival de Woodstock en 1969, en el cual regaló a sus fans un concierto de dos horas.

Entre sus temas más reconocidos y aplaudidos destacan Purple Haze, Voodoo Child o American Woman.

“Cuando rompí mi guitarra fue como un sacrificio, porque uno sacrifica lo que más ama”