Redacción//Divergente.info

El artista Jesús Amaya explora la historia del arte llegando al siglo XVI con el objetivo de transgredir e innovar la manera en que se ve la Lucha Libre.

La Lucha ofrece al artista un contexto social en el que vislumbra las relaciones de poder y el ring da el escenario perfecto para ello, aunado al barroco como las primeras grandes rupturas en las maneras clasistas de representar el mundo.

“Elegí el tema de luchadores por la fuerza que tienen, porque se arriesgan en busca de ganar, además, el barroco siempre me ha interesado y respeto el trabajo de los artistas originales, para mi es más un homenaje”, destacó el artista.

Amaya tiene 25 años, originario de Ocozocoautla, es egresado de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) y tiene tres años en el arte.

La serie está compuesta por 11 cuadros y se encuentra en Polyptyk Art Gallery, ubicado en la plaza “Esquina San Agustín” en San Cristóbal de Las Casas y planea su estancia hasta diciembre.