Marcopolo Heam//Divergente.info

En la Antigua San Bartolomé de los Llanos, hoy Venustiano Carranza, en el estado de Chiapas, se llevó a cabo la procesión que la comunidad católica realiza cada año en todo el mundo. La muerte de Jesús de Nazaret es representada como cuentan los episodios evangélicos; cada lugar recrea de forma similar la crucifixión de Jesús, suceso que aconteció hace más de dos mil años.

En este poblado tsotsil, ubicado a dos hora de la ciudad capital, muestra este evento religioso de manera muy particular. Jesús de Nazaret es una imagen de aproximadamente metro y medio, que, durante el día, un grupo de personas va cargando en el recorrido de las siete caídas.

Por la tarde, la imagen del Santo Entierro (Jesús recostado) recorre las calles de la comunidad simbolizando su muerte y entierro; en una iglesia los fieles pasan uno a uno a besar la imagen y persignarse frente a ella.

Las personas peregrinan junto con la imagen de Jesús de Nazaret que va resguardado por los Centuriones, hombres  con capirote color morado, lentes oscuros, bata blanca, una faja del mismo color que la máscara y un palo largo con punta de fierro. Otro personaje con la misma vestimenta pero en color negro y amarrado de los brazos representa a Judas Iscariote.