Agencias//Divergente.info

La cinta El Resplandor (The Shining, 1980) es, posiblemente, una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Un clásico de culto obra del legendario Stanley Kubrick que todavía cuenta con metraje inédito para alimentar el mito. Un material que ahora sale a subasta.

El material nunca antes visto fue recientemente facilitado a la casa de subastas francesa Aste Bolaffi por Emilio D’Alessandro, quien trabajó como asistente de Kubrick.

Además de estas escenas inéditas, el lote incluye objetos de otros filmes de Kubrick como La Naranja Mecánica (A Clockwork Orange, 1971), La Chaqueta Metálica (Full Metal Jacket, 1987) y ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, 1964). Sin embargo, la pieza más significativa sería esta escena de El Resplandor nunca vista por el público.

“Corte de larga duración de la película original ‘El Resplandor’ que contiene la escena en la que Wendy, interpretada por Shelley Alexis Duvall, lleva en brazos a Danny, interpretado por el pequeño Danny Lloyd. Estos cortes, entregados por Kubrick a D’Alessandro, son particularmente raros porque el director quemó todas las sobras al final de la edición”, reza la descripción ofrecida por la casa de subastas.

El precio de salida es de 3 mil 700 dólares. Otro elemento de gran interés del lote sería la chaqueta burdeos que llevó Jack Torrance, el protagonista interpretado por Jack Nicholson, en la misma cinta. Este artículo partirá de un precio de 12 mil dólares.

“La chaqueta fue elegida por la diseñadora de vestuario ganadora de un Premio de la Academia Milena Canonero después de que Jack Nicholson insistiera en que debía ser usada por su personaje, Jack Torrance, y solo un pequeño número de ellas fueron hechas para el rodaje de la película. Esta chaqueta es uno de los atuendos más emblemáticos del cine estadunidense y universal“, señala la casa de subastas que también apunta que “Nicholson usó esta chaqueta durante gran parte de la película, a medida que lentamente se sumía en la locura durante su estancia con su familia en el Hotel Overlook, tanto que es casi imprescindible para su personaje”.