Marcopolo Heam//Divergente.info.- Debido a las afectaciones ocurridas por el terremoto del pasado 7 de septiembre, en la Antigua San Bartolomé de los Llanos se realizó el traslado de dos imágenes religiosas: Jesús de Nazaret y el Santo Entierro, ambos se encontraban en la iglesia de San Bartolomé, la cual fue afectada gravemente.

Los santos fueron bajados del lugar donde reposaban para ser  cambiados de ropa y así ser trasladados al Santuario de San Sebastián.

Al sonido de tambor y pito fueron acompañados en su emigrar, con un sonido y paso lento, que indicaba la tristeza del cambio de hogar temporal para las imágenes, las cuales los habitantes han venerado por años.

Los fieles totikes acompañaron a los santos en un peregrinar por las calles del pueblo. Dolor, llanto y un día en el que las nubes ocultaban el sol por ratos, anunciando una lluvia que más tarde se dejó caer, fue el ambiente que envolvió este día.

La imagen de San Bartolomé, el santo patrono del pueblo, es la única que no se movió de la iglesia ya que por creencia de los habitantes está prohibido, pues temen que al realizar esto pueda ocasionar otra tragedia para la localidad.

Para los indígenas tsotsiles del municipio de Venustiano Carranza, fue un día especial que desean no se repita y que jamás se hubiera llevado a cabo.