Hay hombres que luchan un día y son buenos
hay hombres que luchan un año y son mejores
hay quienes luchan muchos años y son muy buenos
pero los hay quienes luchan todos los domingos
esos son los chidos…
¡Santo, el Enmascarado de Plata!
Botellita de Jerez

Redacción//Divergente.info.- El 5 de febrero de 1984, falleció uno de los íconos populares de México, Santo el Enmascarado de Plata, Rodolfo Guzmán Huerta, quien no pudo ganar la lucha contra un infarto de miocardio.

Fue uno de los luchadores más famosos de México y el mundo, además de un personaje icónico de la cultura mexicana del siglo XX.

La trayectoria de en la lucha libre profesional en México fue por más de cuatro décadas, en donde nunca fue desenmascarado en combate.

En los años cincuenta, el Enmascarado de Plata se convirtió en un héroe y símbolo de justiciapara las personas, ya que su personaje fue más allá del deporte espectáculo gracias al manejo muy hábil de su imagen en diversos medios masivos.

El Santo fue transformado en héroe de historieta en el año de 1952 gracias a la publicación semanal, editada por José Guadalupe Cruz y que incluso llegó a vender miles de ejemplares semanales siendo un éxito total.

La gran popularidad de El Santo rebasó fronteras al grado de ser un referente mediático internacionalmente gracias a su incursión en el cine, en el año de 1958. Dichas películas fueron un éxito en su momento no sólo en México, sino en gran parte de América Latina, Europa y algunos lugares menos imaginados.

En sus aventuras, El Santo enfrentó a psicópatas asesinos, monstruos del espacio, maléficas hechiceras, gángsters internacionales, mujeres vampiro, momias sedientas de venganza y científicos enloquecidos.

Luchadores legendarios como Black Shadow y Blue Demon, fueron serios rivales de El Santo a lo largo de su exitosa carrera dentro de los encordados, en donde ganó un total de seis títulos mundiales. Fue en 1982 cuando el Enmascarado de Plata decidió retirarse de la Lucha Libre, pues la edad y el físico le cobraban factura.