Con motivo de la Semana Santa, migrantes que se encuentran en la frontera sur de México representaron el sufrimiento que viven durante su estancia en el país

Tapachula/Chiapas.- Migrantes que se encuentran en la frontera sur de México, realizaron la representación del Viacrucis para ejemplificar el sufrimiento que viven al buscar su estancia legal en el país, luego de que muchos de ellos han tenido que dejar sus ciudades de origen por la violencia o por la crisis económica en la que viven y buscan un mejor futuro.

Durante esta “vía dolorosa”, destacaron que principalmente, su Viacrucis se ha generado a partir del burocratismo de las autoridades responsables de la atención y por el hostigamiento de los pobaldores, quienes tienden a verlos como ‘delincuentes’.

El representante del albergue “Todo por Ellos” Ramón Verdugo y el director del centro de dignificación humana, Luis García Villagrán afirmaron que el burocratismo en todos los trámites es un verdadero muro, acompañado de una orgía de excusas y pretextos que obligan a los migrantes abandonar el proceso de solicitud de refugio, ya que de 10 migrantes que inician los trámites solo cinco logran terminarlo, pues el trámite demora entre tres y cinco meses.

Señalaron que las ’12 caídas de la vía dolorosa del migrante’ en la frontera sur son: los maras, los polleros, grupo Beta, autoridades de migración, policías municipales y estatales, el burocratismo migratorio, la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), estación migratoria, los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, que hacen de la ruta un verdadero peligro.

Las 12 caídas de la vía dolorosa del migrante/Foto: Agencia InterMEDIOS

“Los impagables costos para los individuos que huyeron de sus países con lo que tenían puesto, sus recorridos, pagar pasajes, comidas, para llegar escuchar en ventanilla venga en 15 días a un funcionario fastidiado de atender a 30 o 40 personas desesperadas, no haber comido ni dormido” abundó.

El contingente de migrantes partió de las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) hacia la Estación Migratoria Siglo XXI, y los migrantes portaban una cruz y algunas pancartas para exigir un alto al hostigamiento del que son víctimas, además realizaron algunos pronunciamientos frente al Palacio municipal y en oficinas de la Acnur.

Enfatizó que el gobierno federal ha incrementado las medidas de rechazo para niños que buscan una oportunidad de vida, la administración de Enrique Peña Nieto detuvo y deportó entre enero y noviembre de 2016 a 30 mil 438 personas.

Subrayó que “debido a la ineptitud, corrupción por omisión, burocratismo en exceso, negligencia en todos los trámites migratorios, la incapacidad de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados para atender las solicitudes, aunado a la criminalización del fenómeno migratorio y la militarización de la frontera”, los obligó a llamar la atención de la población a fin de que el estado mexicano adopte políticas migratorias adecuadas a la atención de la crisis humanitaria.

Al llegar a la estación migratoria Siglo XXI, los migrantes y activistas se pronunciaron contra la persecución y hostigamiento perpetrados por la autoridad y quemaron piñatas de imágenes de Donald Trump y Enrique Peña Nieto, para exigir respeto y mejores políticas migratorias para atender la crisis humanitaria en la frontera sur.

 

 

*Con información y fotos de Agencia InterMEDIOS