Conaculta/Divergente.info/México, D.F.-“Caricia urgente” es un homenaje a la música de Guillermo Briseño, a través del proyecto musical producido por su hijo Juan Sosa y en el cual participaron artistas que tienen afecto por la música del roquero quien cumple 50 años de trayectoria.

En la Sala Murray Schafer y el patio de la Fonoteca Nacional, sitio de reunión para esta charla, Juan Sosa destacó que el disco fue posible a la participación absoluta de artistas que reconocen y tienen un vínculo con la música de Guillermo Briseño, así como por el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Foto: Conaculta/Divergente.info

En la Sala Murray Schafer y el patio de la Fonoteca Nacional, sitio de reunión para esta charla, Juan Sosa destacó que el disco fue posible a la participación absoluta de artistas que reconocen y tienen un vínculo con la música de Guillermo Briseño. Foto: Conaculta/Divergente.info

Acompañado de Ricardo Bravo e invitados, Juan Sosa compartió con los asistentes que este proyecto nació como un experimento, pues él se ha especializado en la ingeniería de audio, por lo cual explora la musicalidad con temas de su padre, pero al crecer el proyecto consideró importante darle un nuevo vuelo a su música.
En la Sala Murray Schafer y el patio de la Fonoteca Nacional, sitio de reunión para esta charla, Juan Sosa destacó que el disco fue posible a la participación absoluta de artistas que reconocen y tienen un vínculo con la música de Guillermo Briseño, así como por el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).
Durante la velada, Guillermo Briseño advirtió que cuando conoció el disco, aproximadamente hace dos meses, realmente se conmovió, pues Juan tuvo discreción para su producción todo el tiempo.
Además, en el recinto del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes se transmitieron declaraciones de figuras de la música latinoamericana, como Andrés Calamaro, quien participó en la producción con el tema El eslabón perdido, quien expresó su afecto y admiración por Guillermo Briseño.
Por su parte, Javier Calamaro, quien interpreta la canción que da título al disco, Caricia urgente, mencionó que es un homenaje certero, importante y justo a este poeta.
En su oportunidad, Ricardo Bravo afirmó que uno de los grandes méritos que tiene el disco es el cariño que hay en cada una de las canciones, lo cual atribuyó al trabajo de Juan Sosa, al involucrarse con los músicos para llegar a ese resultado.
En ese contexto, Guillermo Briseño reconoció el talento de Juan, pues reveló que toca la batería, el bajo, la guitarra, canta, además de escribir, lo cual desarrolló en Nueva York, donde permaneció 17 años, lo que permitió su especialización de pro tools.
Otros artistas que transmitieron sus saludos y que participaron en la producción son Eugenia León, Guillermo Velázquez y Betsy Pecanins con el tema de La pobreza; Alejandro Lora con La escena me traspasa el corazón; Saúl Hernández con María de mis alquimias, piezas que disfrutó el público como parte de la sesión de escucha.
En la sala se contó con la presencia de Iraida Noriega, cantante y compositora que interpreta Comparaciones. Aseveró que el material le parece un acto sicomágico brutal, por lo que se siente honrada y emocionada de ser parte del disco.
Juan Sosa señaló que el material seleccionado le pareció el más sugerente y arriesgado, al igual que más intenso y poético, “esa es la música con la que crecí y más allá de mi propio gusto y selección, también habían algunos temas que tenían vínculos con los participantes”, declaró Sosa.
Guillermo Velázquez, quien se refirió a Guillermo Briseño como un músico visceral y chamán del rock, celebró y le agradeció por “esta Caricia urgente que tanta falta nos hace”.
Otras de las figuras presentes fueron Betsy Pecanins, Cecilia Toussaint y Hebe Rosell, esposa de Guillermo Briseño, quien dijo que “este encuentro entrelazado tiene que ver con el amor, con la guerra y con el renacimiento”, al considerar que de eso se tratan los tiempo actuales, de cómo está el país y el planeta.
Al concluir la sesión, Guillermo Briseño interpretó dos temas de su autoría, uno de ellos de sus inicios como compositor y otro más reciente, relacionado con los hechos ocurridos hace 10 meses en Ayotzinapa.
Caricia urgente contó con producción de tres mil piezas y es posible adquirirlo por medio de descarga digital, así como en diferentes tiendas departamentales y de música.
La Fonoteca Nacional se ubica en Francisco Sosa 383, colonia Barrio de Santa Catarina, Coyoacán. Informes al teléfono 4155-0950, en la página www.fonotecanacional.gob.mx o al correo informesfonoteca@conaculta.gob.mx.  Twitter: @Fonoteca. Facebook: fonotecanacionaldemexico.

[soliloquy id=”260″]