México, DF.- Siguiendo el propósito de contribuir al bienestar de la población al responder a sus necesidades culturales, educativas, informativas y recreativas, la Biblioteca Vasconcelos, en colaboración con Seña y Verbo. Educación y desarrollo, inauguró la tarde del 17 de julio la primera Sala de Lengua de Señas.
En su apuesta por la inclusión social y en reconocimiento a la Lengua de Señas Mexicana (LSM), el recinto ubicado en Buenavista abrió este espacio para facilitar el desarrollo de la comunidad sorda en México a través de servicios bibliotecarios.
Durante la inauguración, el director de la Biblioteca Vasconcelos, Daniel Goldin, comentó que la Sala de Lengua de Señas intenta responder y representa un paso más en la voluntad de hacer que las instituciones culturales en México sean receptivas a las necesidades sociales, objetivo que ha manifestado el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa.
“Desde que inicié mi gestión como director, manifesté que esta biblioteca debía ser un lugar hospitalario que respondiera a toda la población no sólo a la que se considera lectora, en ese sentido la manufactura de esta sala significa un paso más, un paso que intenta dar un reconocimiento a una comunidad que tiene, además de problemas, virtudes, cualidades y características propias”, explicó Daniel Goldin.
Agregó que con la nueva sala, no sólo se recibirá a una población con necesidades o problemas, sino a una población que traerá al lugar un regalo, siendo el primero la ampliación del acervo. “Me complace que en esta biblioteca se le dé reconocimiento oficial a una lengua que hablan muchísimas personas”, abundó.
El también editor y ensayista manifestó que en la medida como la población sorda acuda al nuevo espacio, se sienta reconocida y haga de la sala su propio espacio, ellos mismos van a pensarse a sí mismos como actores de la vida.
Reconoció que ante la dimensión, realidad e importancia que tiene la población sorda, la sala es pequeña y cuenta con pocos materiales especiales. “Es poco lo que se ha producido para esta población, pero por algo hay que empezar, […] este es el momento de reconocerla, así como a su cultura”, apuntó.
Por su parte, Lorena Martínez, colaboradora de Seña y Verbo. Educación y desarrollo, comentó que la Sala de Lengua de Señas es un espacio donde se cree que sordos y oyentes aprenderán más. “Esperamos podamos acercar a la comunidad a lo que son los sordos y a la Lengua de Señas Mexicana”.
Mientras que Eduardo Domínguez, también de Seña y Verbo, se congratuló -a través del lenguaje de señas- de la apertura de la Sala en la cual convivirán sordos y oyentes. “La idea con la sala es que poco a poco vayamos generando el interés en las bibliotecas y podamos acercarnos a la sala para convivir con personas que están interesados en conocer sobre los sordos y su cultura. Ojalá esta sala un día no sea suficiente y nos cambiemos a una más grande”, comentó.
La Sala de Lengua de Señas cuenta con materiales del acervo de la biblioteca traducido a Lengua de Señas Mexicana, libros en otros idiomas que abordan la cultura de señas o la situación de los sordos; libros para niños, libros sin palabras para que la población sorda aprenda a narrar historias en su propio idioma, videos con diferentes temáticas, cuatro computadoras donde los usuarios podrán realizar consultas, una sala y una mesa de trabajo.
Asimismo ofrece diversos servicios bibliotecarios: lectura en Lengua de Señas Mexicana para quien lo solicite, búsqueda y recuperación de información, selección de recursos electrónicos y semanalmente presentará una oferta de actividades, desde cuentacuentos en LSM, hasta conferencias, talleres, funciones de teatro y cine.
La Sala de Lengua de Señas tiene un horario de martes a viernes de 13:00 a 19:00 horas y sábados de 10:00 a 19:00 horas. La Biblioteca Vasconcelos está ubicada en Eje Central 1 s/n, esquina Aldama, colonia Buenavista, con entrada libre.

Se abrió este espacio para facilitar el desarrollo de la comunidad sorda en México a través de servicios bibliotecarios. Foto: Especial/Divergente.Info

Se abrió este espacio para facilitar el desarrollo de la comunidad sorda en México a través de servicios bibliotecarios. Foto: Especial/Divergente.Info

Me complace que se le dé reconocimiento oficial a una lengua que hablan muchas personas: Daniel Goldin. Foto: Especial/Divergente.Info

Me complace que se le dé reconocimiento oficial a una lengua que hablan muchas personas: Daniel Goldin.
Foto: Especial/Divergente.Info