Redacción//Divergente.info.- Considerado como un visionario adelantado a su tiempo. El escritor de ciencia ficción Isaac Asimov es uno de los nombres más destacados para cualquier devoto de la ciencia ficción. Nacido el 2 de enero de 1920 en Petrovichi, una localidad rural de la entonces Rusia Soviética, pero en 1923 su familia de origen judío migró a los Estados Unidos.

En la edad adulta comenzó su carrera como escritor de ciencia ficción y divulgación científica. Entre su extensa obra destacan Yo, robot y la saga de la Fundación. Son muchos los que creen que con estos relatos Asimov estableció las bases que guiarán a la robótica moderna.

En 1939 se graduó como bioquímico en la Universidad de Columbia, y al ser rechazado de la carrera de medicina, hizo un posgrado en química del que se tituló en 1941. Contrajo matrimonio con Gertrude Blugerman en 1942 y procreó dos hijos.

En 1941 publicó el relato Círculo vicioso, en el que plantea por vez primera el conjunto de normas conocidas como las “Tres leyes de la robótica”, atribuidas a John W. Campbell, editor de la revista Astounding Science Fiction, que inicia la llamada “Edad de oro de la ciencia ficción”, y que los robots de las narraciones de Asimov, en la mayoría de los casos y las circunstancias, están obligados, a fuerza de diseño, a cumplir.

El cine ha retomado algunos libros escritos por Isaac Asimov y los ha llevado a la pantalla grande, aquí te dejamos algunos ejemplos:

Gandahar, los años luz (1988)

En Francia, se estrena este filme sobre un planeta que se enfrenta a su extinción por haber olvidado, en un ejercicio de soberbia inherente al ser humano, un legendario monstruo que reside en la aparente quietud del océano.

La muerte de los soles (1988)

Los años 80 fueron una década especialmente fértil en cuanto a adaptaciones cinematográficas de uno de los padres de la ciencia ficción. En esta ocasión, Paul Mayersberg dirige la adaptación de una novela en la que los habitantes de un planeta son testigos de cómo los tres soles que les dan luz y calor se apagan paulatinamente. Un hecho que no tardan en relacionar con el día del Juicio Final.

 

El hombre Bicentenario (1999)

Esta cinta, dirigida por Chris Columbus y protagonizada por Robin Williams, en la que los androides tienen un rol puramente cotidiano en el día a día de las personas. Pero de repente, uno de ellos comienza a sentir emociones que se alejan de su naturaleza robótica.

Yo, robot (2004)

Esta película es dirigida por Alex Proyas y protagonizada por Will Smith. Aunque se atribuye la historia a las Series de Robots de Isaac Asimov, que incluye una recopilación de cuentos del mismo nombre, Yo, robot, en realidad está basada en un guion de Jeff Vintar, titulado Hardwired.
Algunas ideas de Asimov acerca de los robots, la más importante, las tres leyes de la robótica, fueron añadidas al guion de Vintar después de que los productores adquirieron los derechos sobre el título del libro.
La película tiene también alguna semejanza con un cuento de ciencia ficción de 1939 (antes de Asimov), Yo, robot, de Eando Binder, que trata de un robot humanoide “inteligente”, quien es culpado por la muerte de su creador. Este relato tampoco está relacionado con los cuentos de Asimov.