Daniel Trejo, una conexión con el rock hecho pasión

K. Akerfeldt//Divergente.info.- Locutor de radio, coleccionista, músico, escritor, ilustrador pero sobre todo un apasionado del rock Daniel Trejo Sirvent nació el 9 de marzo de 1967en la Ciudad de México y tan sólo una semana después, él y su familia regresaron a Chiapas.

Con una pasión por la música, que desarrolló desde su adolescencia cuando admiraba la colección de discos de su padre y cuando compró su primer disco. Su deseo por la música lo llevó a que a los 13 años ya tuviera una pequeña colección de discos, “que iba armando pues cada que viajabamos a Monterrey a ver a uno de mis hermanos, pasábamos a McAllen, Texas y aprovechaba para comprar hasta 40 discos”, señala mientras recuerda que en esos años, los discos eran muy baratos.

Desde la adolescencia se interesó en el movimiento punk, new wave, posteriormente al rockabilly y agrupaciones del heavy metal británico.

En 1980, gracias a su conocimiento musical, consiguió trabajo en la radio, siendo su primer programa Rockanrola con Óscar Burgos, después tuvo su propio programa llamado rock 96 la otra alternativa. A partir de ahí transitó por diversas estaciones difundiendo el rock y a partir del 12 de mayo de 2007 en Berriozábal, conduce Conexión Rock donde realiza entrevistas a grupos y artistas de rock de México, España y países latinoamericanos que se publican en podcast en la web de Conexión Rock, la radio de Internet de rock desde la Ciudad de México.

Trejo Sirvent destaca que a lo largo de su carrera como locutor, ha tenido la oportunidad de entrevistar a grandes músicos, y a quien sin duda, considera como la entrevista más importante a Jorge Martínez del grupo Ilegales, pues es un gran fan de esta banda, “también tuvo la oportunidad de entrevistar a Toni Marmota del grupo La Frontera y a Pájaro Alberto, quien es una leyenda del rock mexicano”.

“La música me ha permitido, conocer a grandes amigos, amores y pasarla muy bien en cada entrevista y concierto que he asistido”

Daniel puede hablar por horas del rock, para él este género representa historia y pasión, por lo que por décadas se ha dedicado a coleccionar vinilos, discos y cassettes, asegura que el vinilo siempre será su formato predilecto por la calidad de su sonido, además de haber cambiado la forma en que las bandas graban.

El también ilustrador y escritor, conserva su colección más preciada en su casa en Berriozábal, lugar especial que permite resguardar su pasión pero además es un lugar al que acude para relajarse, para reflexionar y escuchar música. No sabe a ciencia cierta cuántos discos y vinilos pero dentro de su colección tiene ediciones únicas y algunos álbumes considerados reliquias por su rareza, “tengo dos habitaciones en una hay música popular y en la otra tengo los discos que me gustan, cuento con algunos vinilos que pueden ser considerados únicos por su número limitado de ejemplares uno de ellos lo conseguí hace poco, el vinilo de una banda llamada Garden of Delight, sólo salieron 500 piezas a nivel mundial y yo tengo uno de ellos”, agregó.

Después de varios años como coleccionista, Daniel Trejo continúa con su pasión por la música, con el mismo cuidado con el que pone sus discos en el tornamesa, los quita, los empaca en su plástico y los devuelve a sus cajas. Asimismo los ubica nuevamente en su colección y saca nuevos vinilos y nuevas historias, podría pasar horas escuchando música y recordando las historias que cada disco conserva entre sus zurcos.

Ha incursionado como músico tocando la guitarra y escribiendo, asegura que la literatura va de la mano con la música y esa etapa le da un mejor panorama de lo que implica tocar frente a personas. “Mi sueño siempre fue el ser un artista y estoy trabajando en ello”.

“El rock me permitió crear mi propio mundo y afortunadamente he trabajado en lo que me gusta, la lectura, la música, las ilustraciones, todos se relaciona”

Daniel Trejo también ha dibujado llegando a hacer portadas de discos y libros. Además de escribir canciones y poesía, asegura que la música te invita a la libertad pero una libertad inteligente y espiritual. “El Rock me volvió músico, me llevó a escribir, me llevó a conocer grandes personas, me ayudó a ser más exigente con lo que escucho y leo”.

Rock hecho en Chiapas

Aseguró que en Chiapas existe una gran escena rockera, ha habido buenas bandas y puede ser comparable y hasta superar a los estados más grandes del país. Además de tener el rock indígena, “a pesar de que en otros estados ya existen bandas de rock indígena, esta escena tiene mucha fuerza y talento, lo único que falta es el apoyo de los jóvenes, en ocasiones preferimos el rock hecho en el extranjero y no la que está hecha en casa, las bandas locales”.

El rock para Daniel Trejo ha sido su pasión y su vida, asegura que los jóvenes deben ser sinceros con lo que les gusta, “en ocasiones los jóvenes toman el rock como una moda o gusto pasajero, que cambia cuando conocen a nuevos amigos o a su pareja pero es importante que respeten su gusto por ese género”.

Te puede interesar: Sony va de retro

Conoce más sobre la colección de vinilos de Daniel Trejo en este video: 

Deja un comentario