Anton Corbijn, del sonido a la imagen

Redacción//Divergente.info.- Desde un principio Anton Corbijn decidió trabajar de manera muy sencilla, por lo que en la actualidad su equipo de trabajo se reduce a un asistente de fotografía, un asistente personal y sus dos cámaras Hasselblad (501 CM y 503CW) con tres lentes de 60, 80 y 120 mm. Su filosofía: nunca utilizar tripie, no trabajar en estudios, solo utilizar luz natural. Todo esto para no captar imágenes frías y distantes. En esta fórmula radica el encanto que se aprecia en cada una de las fotografías, captando algunas veces objetos que no forman parte de la escenografía.

Es característico en su obra fotográfica el empleo del blanco y negro, que utiliza con la finalidad de obtener un mayor contraste de luces y sombras, enfatizando de esta forma las expresiones de los retratados.

Sin embargo, si revisamos todo su trabajo podemos apreciar que algunas de sus fotografías poseen tintes de color sepia o azul. Pues bien, Anton Corbijn emplea el sepia puesto que le atraen los matices de envejecimiento que aporta a las imágenes y, del azul, le seduce la estética resultante , similar a la de un fotograma que ha sido expuesto al sol durante muchas horas.

 

Además de las fotografías también ha realizado diversos videos musicales para grupos como Depeche Mode, Arcade Fire, Nirvana, Joy Division, Metallica, Coldplay, U2, Red Hot Chili Peppers, entre otros.

Deja un comentario