#ElOjo| Trainspotting 2, apelando a la nostalgia

K. Akerfeldt//Divergente.info.- Una de las películas más esperadas por todos los cinéfilos es Trainspotting 2 y no es para menos, ya que la primera fue un deguste visual, innovadora y entretenida llegando a ser una película de culto pero tuvieron que pasar dos décadas para que el director Dany Boyle nos trajera la secuela.

Esta segunda entrega se supone está basada en el libro “Porno” de Irvine Welsh pero tuvieron que hacer varios cambios por lo que solo hay nociones del libro.

Luego de que Renton huyera con el dinero de las drogas en la primera parte, éste regresa después de 20 años, podremos notar lo difícil que ha sido para cada personaje el paso del tiempo y las consecuencias que las drogas tuvieron en ellos. A pesar del panorama desolador, la película tiene la comedia loca como la que vimos en la primera parte.

Renton se encuentra ahora en una ciudad distinta a la que dejó y aun así su esencia no han cambiado, Spud no ha dejado de consumir heroína, y Sick Boy (ahora Simon) sustituye la heroína por la coca y una ambición excesiva lo han convertido en un “criminal” obsesionado con obtener dinero para levantar un burdel, el cual será el eje en el que gira la película.

Por supuesto también veremos a Begbie, quien continúa loco de ira y tiene como meta vengarse de Renton por llevarse su dinero.

Mismo director, mismos actores, el cambio grande fue el director de fotografía, algo afortunado ya que Anthony Dod Mantle ha trabajado en grandes producciones como “El Anticristo” y “Quisiera ser millonario”.
No podemos hablar de Trainspotting sin tocar el tema del soundtrack y tal como pasó con la primera, no solo te va a sorprender sino te va emocionar de tal manera que al escuchar los primeros segundos de “Lust for life” de Iggy Pop se te enchinará la piel, además de que en esta ocasión escucharemos a Queen haciéndonos ver la importancia que tiene la música en cada escena llegando a poder reconocerla con tan solo las primeras notas.
Si no has visto la película porque vives debajo de una piedra, no importa, porque dentro de la segunda te da pistas de lo que sucedió en la anterior.
Si bien T2 se queda debajo de la primera, logra funcionar por la nostalgia, el director retomo escenas y circunstancias muy similares que probablemente compares con la primera.

La diferencia es que esta segunda tuvo la capacidad para demoler tus muros y tocar temas sensibles como el pánico a envejecer, a perder nuestro lugar en el mundo, o estar condenados a repetir los mismos errores una y otra vez pero al mismo tiempo saldrás de la sala con una sonrisa gracias a la creatividad de Dany Boyle para llevar una película y disfrutarla aún y con historias retorcidas.

Deja un comentario